Bebés y perros ¡Me encanta! Tenía ganas de escribir un artículo de este tema, del cual me he documentado además de basarme en mi experiencia personal para postear sobre ello. Y me encanta porque junto mis dos grandes pasiones y que seguro que comparto con millones de papas y de mamas (seguramente como tú, que me estás leyendo). Tan solo tienes que echar un vistazo al logo de mi tienda para entenderlo.

Son muchos los padres que se cuestionan la conveniencia de tener en casa un bebé recién nacido y un perro en casa, sobretodo por tema de salubridad mas que por comportamiento del animal, porque si tú realmente no te fías de tu perro aquí sí tienes un problema del cual no puedo ni aconsejarte, porque decirte que acudas a un profesional para determinar pautas de su comportamiento es un consejo tan básico como poco seguro.

Decirte que a fecha de este post tengo una nena de 2 añitos y un labrador retriever de 3 años que es aún un niño; cuando mi hija nació, Thor, mi perro, tenía apenas un año y era una “cabra loca” todo energía y fuerza (a veces descontrolada)

 

¿ES SEGURO PARA LA SALUD DE MI BEBÉ TENER PERRO?

Si la pregunta la hacemos en base a mi experiencia personal la respuesta es un SI rotundo

Si la pregunta la hacemos en base a los resultados de las investigaciones oficiales y publicadas por diversas universidades de prestigio, la respuesta es un SI rotundo.

bebes y perrosSegún estudios del Hospital Universitario Kuopio, de Finlandia, la interacción entre bebés y animales en un espacio seguro y de confianza (es decir, en una casa con un perro propio con su cartilla veterinaria en orden), ayudaría a potenciar el sistema inmunológico del bebé; los niños que conviven con perros tienen un 30% menos de riesgo de infección respiratoria ( como tos, rinitis y posteriormente fiebre) y al menos un 50% menos de probabilidades de tener infección de oído; incluso en éste estudio se determinó que los beneficios eran menores cuando el animal convivía con el bebé pero pasaba la mayor parte del tiempo en el exterior de la vivienda. Según estos estudios los beneficios también se darían en caso de tener gato pero en notable menor medida.

Así mismo estudios realizados por Wayne County Health, Environment, Allergy and Asthma Longitudinal Study (WHEALS), demuestran que nuestro sistema inmunitario está preparado para ser expuesto a una gran cantidad de bacterias para su pleno desarrollo, y si éstas no se dan en el organismo pueden provocar que el sistema inmunológico no termine de desarrollarse plenamente; lo  que lleva a que las bacterias que un perro pueda aportar al bebé ayude a su pleno desarrollo.

Es por esto que en base a diversos estudios se puede afirmar que tener un perro en casa con un bebé no solo no es perjudicial sino que además es beneficioso para su desarrollo inmunológico.

Otro estudio publicado por la Universidad de Cincinnati demuestra que un bebé que convive con un perro y, además tiene alergia a los perros, es 4 veces menos propenso a desarrollar eczemas

Aquí quiero hacer un inciso: evidentemente hablamos de un hogar medio, con un nivel de higiene común y un perro bien cuidado, limpio, desparasitado y con sus vacunas correspondientes.

beneficios de los perros para bebes

En cuanto a mi experiencia, tener en casa a Thor no ha supuesto problema de salud alguno para nuestra nena, y si bien al principio la presentación fue paulatina, a día de hoy y pasados 2 años Claudia y Thor son uña y carne, se pasan el día juntos y ya adelanto que la cara de Claudia está siempre limpia en casa (¿me entiendes verdad?)

OTROS BENEFICIOS

Aclarado el punto anterior, existen otros beneficios para el bebé en el caso de compartir hogar con un perro, y es el factor psicológico, tan importante o mas que el punto anterior. Como he comentado nuestra pequeña parejita son uña y carne, son inseparables prácticamente desde el día que se conocieron; mi hija está enamorada de Thor y éste tiene controlada todo el día a mi nena. No hay mañana que se despierte y lo primero que haga sea preguntar por él: juegan juntos, se siguen por la casa, él la busca y ella le llama… a veces me los encuentro en su cuarto ella jugando con él y él aguantando que haga lo que quiera. El binomio de confianza y los lazos afectivos que han creado son muy fuertes; además el beneficio con el niño es tal que le ayuda a afrontar momentos delicados y fortalece la confianza en sí mismo, así como aprender pronto y de manera natural a tener responsabilidad para con el perro a la hora de bajarlo a hacer sus necesidades como ponerle agua y comida (en casa Claudia se la pone a Thor).; favorece el desarrollo cognitivo y socio-emocional, así como el autocontrol con el perro.

A día de hoy son inseparables y donde va uno tiene que ir el otro; se que no es posible pero me atrevería a decir que incluso a Thor le gusta sentarse a ver los dibus con la nena, la empatía que sienten ambos es enorme (a los 2 les duele que el otro llore o lo pase mal)…

 

Otros beneficios que aportan estos animales con los niños son en casos de problemas como autismo, donde se trabaja con perros para superar y avanzar en su desarrollo; un estudio de la Universidad de Montreal, las hormonas del estrés de los niños con autismo se reducen drásticamente al tener perros en casa; al tener menos ansiedad adquieren confianza y su desarrollo es mejor, encontrándose mas relajados y seguros de sí mismos.

 

¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO, CÓMO LE PRESENTO AL BEBÉ?

Cualquier momento es bueno para ello, no existe un momento mejor que otro, en mi caso mi perro tenía un año cuando llegó la nena a casa. El día que entramos por la puerta con ella en brazos saludamos al perro después de 3 días sin verle y nos sentamos con ella en brazos en el sofá, en seguida entendió que no veníamos solos y le dejamos que poco a poco, a su aire, fuera oliendo a la nueva miembro de la familia; iba y venía pero su curiosidad ganaba su desconfianza. A partir de esa misma noche ¿adivináis dónde dormía el perro? De debajo de su cuna no se movía en toda la noche hasta que nos levantábamos.

Permitirme un par de consejos: se que es muy difícil porque ahora la atención es toda para el bebé, pero intenta cambiar cuanto apenas la rutina que tenías con él, bájalo el mismo tiempo y sigue haciéndole caso en casa, conseguirás que la aceptación sea más rápida. No dejes a tu perro solo con ella durante un tiempo prudencial, pues no deja de ser un animal con instintos animales y aunque él no quiera hacerle daño con su propio peso y queriendo jugar podría provocar un disgusto.

Así que si es beneficioso para su salud, es beneficioso emocionalmente y va a ser su primer mejor amigo con el que jugar y divertirse, ¿ dónde están tus dudas?

 

Si te ha gustado este post y deseas recibir en tu correo futuras entradas y ofertas especiales de nuestra tienda online, suscríbete a nuestro newsletter aquí abajo; rápido y sencillo. 😉

Los bebes y los perros. Rompiendo un tabú
Rate this post